Skip to main content

Full text of "Francisco Piria 1884 Dos Palabras Al Pueblo Trabajador"

See other formats



Xr 1 





IGLESIA 


DEL PUEBLO 

A 



' p ar a mediado de Oto Ho próximo .tendrá lugar la 
solemne inauguración de la Iglesia del Pueblo Joaquín 
I Suarez» 

Habrá gran festival, pasage gratis y venta de solares . 

I á pagar por mensualidades ele á 1 peso . . . dá vergüenza 
decirlo: Sí, ¡miserables mensualidades de á 1 peso! 

Las personas que quieran datos referentes á la gran 
importancia comercial de este nuevo y bello centro, 
pueden enviar al escritorio de ha Inilusíríuf , Misiones 
139, en donde se les regalará un ejemplar del libro 
¡| que escribió Mister Hcnry Patrik cuando se inaugm ó 
el Pueblo Joaquín Suarez, 

! l Joaquín Suarez - Será dentro de una media docena j 
de anos una floreciente ciudad y los solares que hoy i 
vendemos á 40 y á 50 pesos á plazo, a pagar de á 1 peso i 
mensual, valdrán dos y tres mil pesos cada, uno! 

1 ¡ ¡ Para verdades el tiempo ! ! 


BARRIO 

GENERAL ARTIGAS 



Dentro de dos meses inauguraremos el Barrio Gene - : 
ral Artigas , situado en la ciudad de Montevideo y 4 
ubicado en el mismo sitio en donde el indómito caudillo 
había levantado su fortín. 

Hoy, de cuantas localidades rodean la coqueta del 
Plata, es una de las mas bellas y pintorescas — no será 
nunca un gran punto comercial, pero en cambio es un 
sitio ameno, delicioso, en donde se aspira un ambiente 
perfumado : en donde se revienta de salud ! 

El Barrio General Artigas es hoy una gran quinta, 
llena de árboles frutales y sombroso — apenas se ven 
algunos vestigios de la antigua fortaleza: El hecho 
sólo de haber sido un punto de defensa, oseo julo cuando 
era campo raso, denota la importancia de la localidad: 
— como panorama no tiene precio. 

Todos los solares se venderán á plazo. 

La inauguración solemne se anunciará en el modo y 
forma especial con que suele hacerlo la Industrial , 
Oportunamente se darán detalles. 



ÍLA in 


VENDE r 



FÍA Á TODO EL MUNDO 


] j0S pafoes de familia, loa tutores, loa .padrinos, emplea- 
dos, costureras, jornaleros, personas ele servicio, proletarios, 
militares, viudas, sastres, zapateros, carpinteros, etc. etc.— en j 
: xiTta palabra : toda persona que pueda economizar aun que ! 

M ¿n poso por má, no olvide que estaos la verdadera ca- 
! ia de ahorros, la caja económica del pueblo, el mejor banco 
„la mejor Caja de Seguros, la verdadera y positiva lotería : 
i! I10 olviden que mediante el abono de una pequeña cuota 
mensual, pueden hacerse propietarios de un terreno que aen- 
iro de una media docena de años les puede representar una 

fortuna. 

Vendemos terrenos en: 

La A miada — Cor don — Tres Cruces — Atahualpa 
— Gallmita — Figurita — Cerrito —Baso del Molino — 
Recreo del Cordon — Economía — Bella vista 
— Joaquín Suarez — Estanziiela — 

Tanta Carreta — Cuchilla Juan Fernandez 
— Camino MUlan — Plaza de Frutos del Cerrito — 
Aldea — Buceo — Podios — Recreo de las Piedras- barrios 
Garihaldi — Genova — Ñapóles— Italianos — 
Españoles — Roma — S amona — Castdar y la mar 

VENDEMOS TERRENOS EN LjV NUEVA CIUDAD CON EMPEDRADO PAGO 


todo Á plazo 

P’ara. tratar Escritorio j JííisíOnes, tgp 




DOS PALABRAS 


AL 


PUEBLO TRABAJADOR 

HORADO. ECONÓMICO Y PROGRESISTA 








SOBRE QUIEN 1 DESCANSA 

PORYENIIl DE LA PATRIA 


IMPIíElí 


MOXTEY] 

NCT7ADER2ÍAQI 

CALLE Sí) ni Ai O, 7ÍU3ÍEIÍÚ3 

1884 


Los 
son 


DOS PALABRAS 


Los que no piensan en el porvenir 
son peores que las bestias. 

II. Patrik. 

La Empresa particular « La Industrial » t vivamente intere- 
sada par el incremento de! país* el cual en gran parte con- 
siste en la formación de los pequeños capitales* bases indis* 
pensablcs que para prosperar necesita toda sociedad mediana- 
mente organizada* desde que el progreso social es consecuencia 
del progreso individual : ha resuelto poner al aleante de todos 
los habitantes de esta ciudad, los magníficos terrenos quekoy 
ofrece en venta* en la convicción de que este pueblo eminen- 
temente progresista, comprendiendo el trascendental y bonifico 
alcance de esta operación, como las demás que esta Empresa 
ha realizado, le prestará, como hasta hoy lo ha hecho, su 
más decidido apoyo. 

Instados por un crecido número de familias de esta socie- 
dad, hemos resuelto ofrecer la venta <le terrenos bajo tales 
condiciones, que hasta las personas de más modesta posición 
podrán adquirir una propiedad* corno en efecto vamos á de- 
mostrarlo. Es nuestro principal objeto combatir el desastroso 
vicio del juego (al que tan ciegamente se entregan millares 
de personas), aquí en donde se despierta uno al grito de: 
¡Mañana se juega! arrullándose al de: ¡Ultimo cuarto que 
me queda ! 

X o mencionemos los centenares de garitos que pululan en 
esta benemérita ciudad, en donde el Juego triunfante im- 
pera (1): garitos en los que día por día van á dejar el fruto 
de su sudor centenares de padres de familia, formándose así 
para mañana legiones de vagos , «pecados ambulantes», como 

1 1) Este renglón fuá escrito á mediados del 1333, 


— 4 — 

dice Colecchi, ó sean pobres para el hospital que acaba de 
rrear la lev de cagancia recientemente sancionada por a 
H. H. Cámaras Y puesta en vigencia por el Poder Ejecutivo. 

«Hecha la lev contra la vagancia, ó sea contra aquellos 
«que están en un estado habitual de guerra contra los que 
«poseen algo; destinándose á los vagos para el servicio t o 
«las armas, (¿así aprenderán á trabajar?) y no siendo sub- 
iente el número que actualmente se pueden acaparar se 
«habrá dicho algún politicastro, de los que tanto abundan 
«en esta infortunada patria — ¿Será necesario formarlos. 

«¿Cómo? 

i Dejando imperar el juego! » 

Hecho el Asilo, ¿qué falta? .... ¡Hacer los mendigos 
Solo así se explica como á pesar de las celebras circu aies 
de todo un Ministro de Gobierno prohibiendo las ruletas, 
blanca v negra e altre cose; á pesar de las arreadas de gari- 
teros, que de cuando en cuando, y cuando ya no se puede 
sufrir mas, hace la policía; sólo así so explica como es que 
siguen existiendo tantos garitos v .. .. tantísimos* ^o oo» i 
van á hacerse desplumar y ... - /« hacerse vagos (1) 

Poro, impensadamente y contra nuestra voluntad, nos no- 
mos alejado de nuestro objetivo. Decíamos, pues, que no de e 
i ufarse porque el juego es la ruina del que a el se uitu, 0 , 
v Vo'ta» mismas loterías, que tanto abundan entro nosotros, 

son bu despluma-tontos; y que para cada individuo quo gana, 
hay quinientos quo so arruinan, ilijempio: be juega n.ia 
vía cuyos números ascienden á 100.000 $; pues bien, los pre- 
sos sólo alcanzan á 75.000 $. Los 25.000 S restantes que- 
dan para la casa, es decir, el 25 por ciento. f 

A llora bien; en cuatro jugadas el capital, o sean lo* 
100.000 $ del pueblo, desaparecen de manos de cate, y ' 
á la banca. ¡Esto es tan claro como la luz del día. >c Lim* 
ro á Enero el capital pasa á alojarse en la bo.^a del bu 

"T mentamos las loterías que se juegan á puerta cerrada 
ó en sótanos, como antiguamente se íabricaban las monedas 

'“i-itsenlo bien los padres de familia, los jornaleros, depen- 
dientes. artesanos, costureras, sirvientes y 
da economizar algunos pesos al me3; no olvid-n que los 

( L ) Téngase en cuenta la fecha en que fué escrito el citado párrafo- 


/ 


-- - 5 — 


raígos del hombre económico son todos los derrochadores ; 
eche sus cuentas, calcule los cientos de pesos que habrá per- 
dido en la lotería, para llegar á sacar un quinto de 100 $, 
ó sean 20 $ ! Los que, como eran ganancia, habrá derrochado 
al día siguiente! 

ííada diremos á los que juegan á la ruleta, blanca y negra, 
etc.; esos siempre pierden, ó mejor dicho los, despluman ! 

Hada decimos de ios que llevan su dinero á lo de Juan, 
Pedro ó Diego ¡para que se lo guarden! á los que diremos 
«con Jeremías: « ilaledictus homo qui eonfidat in borne 2 . 

Jijada diremos á los que depositan sus economías en las 
«Cajas de Ahorros *, ó «Seguros sobre la vida » (y otras 
yerbas), en donde queda tan seguro el dinero de los incau- 
tos, que .... muchas veces, como ya se ha visto, no ven más 
ni la sombra ! Desde que más vale ser desconfiados que con- 
fiar demasiado. 

Un ejemplo, recientemente sucedido en Buenos Aires, viene 
á corroborar nuestro acertó. Un señor Lanza, en cuya casa 
todos los jornaleros y artesanos llevaban á depositar sus eco- 
nomías, acaba de hacerse humo con la bagatela de catorce 
millones de pesos papel, ó sean quinientos sesenta mil pesos 

fuertes ! , 

¡Cuánto mejor no hubieran, hecho los que se lo llevaron a 
guardar, en emplearlos en la adquisición de terrenos, bajo 
Jas condicioné s en que hoy lo hace -s. La Industrial » ! 


Convénzase el pueblo: no es en el juego donde debo olis- 
carse la base de la fortuna, desde que entre la avaricia y la 
prodigalidad está la economía : esta es una \u^\i que e 
íirmpñtn dr bñ nmetiear. "Y aquel que derrocha cuanto 



Y, sobre todo, es tan fácil hacer ecouomicT^ * at bL 


pre menos de lo que ganai? T 




— 6 — 


dad en ,1 podrán P^VT^ 'X eTíaVdaT 

tTe" una pcquem Mma dis- 

ponible, no pueda rep0r ^ le L ^ 2 i’ d qu™ a * la'ce'onomta domos- 
Por último, diremos eon Loni , que fc erinaníl do 

tica puedo mirarse como U hija de _ 1 potencia emi- 

la templanza, madre de la P 

ñeclemente conservadora, pu _ _ _ , ¿el bienestar 

de las costumbres, de la - 1 _ ñmducc | a m ás completa 
social Ella calma las ir n aciones 7J? ¿ log | l0m bres amigos 

satisfacción en toda cura loa sufrimientos 

del orden j de la *z>. „ r iLcÍones, y con todo, quda » 
hace mdnos amargas lai v sa3 denlos ». 

M^nul^^p^rU; del gran Plutarco, 

» VT ¿¿XS&r 

es el peor) el do aumentar j h 0 ¿eriva la prospen- 
Y como de las industrias \ ' 1 terminaremos diciendo 

dad de los Estados y do las familia, ^^^^ factov de 
con Cantú: «.El hombre económico es el gran bern. 

la sociedad. » oue se canse el 

050 deiOTi 

do ser de algún PY^sclamaráT impaciente lector, ya que, 
¡Basta de sermón! exc amar^ djí P^ ^ ^ A tiu , 6 

sin sermón. Vámosnos al grano de una 

nu^,íxf.™.bu, & páhbt “ 

el por que de este folleto, 0 t^^dust ri al * que represento, 
ta Empresa pariu-tar * S. ’ o mlnos de cuatro 

s: t - - 

r"d^in Suarez » , localidad importantísima y de 

‘TrEmplesa^ fundad e^ ano ¿814, ¡JE 

StSra'd?. v¿nte b«i ~- 1 “ í Sto3 

tc"ios tcuSacíonl . . Hoy son centros de importante 




7 — 


población. Además de estos barrios, hornos fundado última- 
mente el pueblo * Joaquín Juárez * , localidad destinada á ser 
un Importante centro do población y comercio. 

Kn los citados barrios se han construido 384 edificios de 
materia), muchos de ellos de bastante valor; 624 compradores 
lian cercado sus terrenos, unos con ladrillos y otros con alam- 
bre, haciendo en ellos deliciosos jardines; 23S4 solares están 
baldíos; antes de un año se habrán transformado la mitad 
de ellos en recreos, quintitas y habitaciones de artesanos. 

No van inclusos en esta estadística los terrenos de la « Eco- 
nomía *, en donde hay 27 pobladores'; el « Recreo de las ‘Pie- 
dras », en donde hay 32 casas de azotea; « Joaquín Suareas », 
ni 60 solares quo hemos vendido en la Teja, sobre el Pantanoso, 
contiguos á los saladeros é inmediatos al puente, en cuyos 
solares se han construido 24 poblaciones,* tos compradores 
pagaban por alquiler del piso, que ocupaban, con sus vivien- 
das 2 pesos mensuales. * I ja Industrial », que es la Empresa 
protectora del pueblo, del verdadero pueblo trabajador, ¿qué 
hizo? adquirió esos terrenos, los gubdividid en solares y Jos 
vendió á pagar de á. 2 pesos mensuales; es decir, que en wz 
de pagar alquiler sin aumento de un centavo, pagaron el te- 
rreno. Hoy 24 familias son propietarios en esa localidad, gra- 
cias á las imponderables ventajas que esta Empresa ofrece; hoy 
24 familias tienen casa propia en terreno que es suyo. Esas 24 
familias, gracias ú nosotros — ¡modestia á un lado! lian to- 
mado carta de ciudadanía ! 1 Esas familias están satisfechas y 
contentas: esta es nuestra mayor satisfacción. ¡Estos son los 
triunfos de esta Empresa! 

Recórranse los barrios y centros que hemos fundado, no 
so oirá una queja; todos los compradores están satisfechos. 
No hay uno solo que diga que no habiéndonos podido pagar 
en los plazos estipulados, Ies hayamos anulado una venta, ni 
hay uno que diga siquiera que no le hayamos concedido pla- 
zos largos para pagar como pudiera! 

No hay uno quo diga que le falte una pulgada de terreno, 
ni que le sobre tampoco; todo está medido con exactitud y 
proligidad : todo bien amojonado por agrimensor de mí mero. 
No hay uno solo que baya tenido disputas con su lindero, 
pues las lineas divisorias están tan bien marcadas, que hasta, 
las vé un ciego. 

No hay uno solo que haya sido incomodado por las líneas' 
sobre las calles y caminos pellicos^ pues siempre solicita- 
mos de la Junta E. Administrativa el trazado, y en orden! 


— 8 — 


No hay uno solo sobre cuyos títulos los escribanos más 
reputados, do más fama y más escrupulosos hayan encontrado 
el más mínimo defecto; la más insignificante falta! 

En una palabra, no omitimos esfuerzos para rodear al com- 
prador de toda clase de garantías, para que al colocar sus 
economías, fruto sagrado, en muchos casos, de vigilias y 
privaciones, tenga la más amplia seguridad y viva tranquilo. 

Esta es la base de nuestras operaciones: el pueblo lo sa- 
be. todos nos compran: todos nos favorecen, y les pagamos 
con la misma moneda. 


1.1 1 ueblo Joaquín Suarez apenas cuenta un año de vida J 
ea decir: hace un afio era un cardal — no había en él ni 
una tapera: de pueblo solo tenía el nombre! 

Hoy hay una gran Estación de Ferro-Carril, edificio de 
primer orden, grandes jardines, árboles sombrosos en muchas 
calles, gran plaza de frutos á la que llegan di arare ente infi- 
nidad do carretas, un gran rainal do vía muerta en el cen- 
tro de la plaza para facilitar la carga v descarga; gran gal- 
pon para depósito etc.; Joaquín Suarez tiene su edificio des- 
tinado para escuela pública, cuyo edificio lia sido donado por 
la Empresa fundadora á la Dirección de Instrucción Pública 
y al que concurren diariamente no monos do cincuenta niños 
de ambos sexos. 

En este nuevo pueblo, hay actualmente cuatro casas de ne- 
gocío, ya se han construido unas 20 poblaciones, algunas de 
gran valor, todas de azotea y material; los dias do fiesta so 
reúnen centenares de vecinos y hay carreras é infinidad de 
diversiones. 

Si esta localidad no ha adelantado más — aunque ha ade- 
lantado mucho — débese á la compañía del Ferro- Carril que 
maldito si sabe lo que tiene entre manos, .... y punto en 
boca, no hablemos; doblemos la hoja y llagamos voto á Dios 
y á los Santos (dd ciclo) para que cuanto antes pase á ma- 
nos de gente práctica, que sepan sacar de ella todo el inmen- 
so resultado que puede dar ese venero, desgraciadamente en 
manos ¡«espertas, que, al paso que vamos, será capaz de dar- 
nos || la *S." edición!! cuando lo que debiera dar son divi- 
dendos brutales, y sus accioinre en vez de cotizarse por la 

parte de su yalor escrito, deberían estar sino á la par. con 
premio !! 



a 


— 9 — 

IJÍ otarla, las' donde d °<l uien sopa ex -_ 

decuplicado su valor é importancia 0 *V < ' síaci0nes ílat >rán 
pronto! p i Uncía, Esperemos qu 0 Sea 

Actualmente c La Industrial ^ 

quo ha de servir para IgJeda. el cmÍ ,n?-|f ’-m d e,lifieio 

to por 25 de fondo v va está ¿Xl ltJ varas d « fren- 
ra "«>“<10 v escriturado «.‘propUdtó áT''® eonc,u:d <> »- 
PW q«o disponga de 61 eomnmll„- cum ecl esiústica, 
A más tardar la inauguro» de I Z & . e0 " ven¡1 ><’- 
mediados del otoño próximo Io!ewa *•>** lugar j 

departamentos del Este- á mis dn , to del ceilt ™ de los 
cuenta que es d único c edro ú e ?¡°^ es I ,reRl3 ° tener en 

7 . **«• de trayecto que median eít, T* 0 ^ cu las 

siendo todo e 8 „ campo poblado ,» ? a Ca P'. tai y p »™*»5 
do agricultores. 1 01 U11 crecidísimo número 

nombrado camino 1 drí^Ouobm miI1 ° 1° Ia Ke P ú}j ^’ca, el re- 
ehíüa grande do Toledo ^ÍL^sí""^ ^ ^ 

íd porvenir de esta localidad l’ T S ! larez - 

Siiarez deben forzosamente ní discwsi °" «- 
J í m u día de 60 á 80 carreras I Í 6 ^' Un dia Con °tro 
“ mismo, si la compañía 


faltara quien di^-i * ^ q¡: l 

nos años valdrán diez°»¿ 0 M'm& Tí tei ''' <! ! 10s , *»tro de alg„- 

d °" ¿porqué la Empresa^ n^ío^i^ T° * quo ho ! ven- 
gue? » 1 no J ° 3 guarda para cuando eso 

du 8 triali q eÍ e „seiva 0 r«Tt»s {^ Dgp ® , !f eremo * 1 ue: »i el* la- 

fruiría edificios en ellos ni ni 3 ^ 0í> , sir í veri ^edos 7 nadie cons- 
n¡ jardines. „¡ “foSSrS.ft™ "1 haría cercos, 

vimmuto, ni vida ; ¡ desde ou» 0 í abr,a ‘ínsito, ni rno- 
constituye la subdivisión v reoartieihn ” ' C ,a I iro P !edlwI ! <> 
Pénenos propietarios. » Es ba^ándne ”T°* íle ™u<*os 
aseguramos el notable ! en esíe aí «' ; suio, que 

1ro de breve tiempo. 10 es ^ os * errellos para dea- 




— 10 — 


, . TTt , terreno en lo» contornos de la 
Citaremos un <'jmnp ■ ^ ullíl c asa,ni un árbol, m un 

Capital y en ol i - ^ ^ mafiana c ste terreno es sub- 
cerco, valdra mil pesos. 1 , centenar de personas, 

dividido y sus lotes eo ^ ’ e diftcíoa, otras hacen planta- 

do las cuales unos con. ti J _ .terrenos : no se nos nega- 
ciones de árboles, otros cffl»n , ¿ ]o& tlos a ft 0 s, será diez 

rá que el valor de esta pi > { tcr ^ 0 r m cnte, cuando inculta per- 
veces mayor del que tenia antenormen , ^ 

man ocia olvidada en mfim desean hacerse de un por- 

lo echen en olvido lo q eü el ma iíami.; porque el 

venir, los que tienen una esp . - . ge de vivir sin &~ 

^^ lH l/pLde vibren medio dd 

ter a eX; K uT¿tra Ve cambio para el porvenir: 
¡Esta letra es la ^peranza^ ^ lejítma bu las al- 

Y LA ESPERANZA BR LA VIU1UJJ, 

MAS NOBLES. fracciones de terrenos, que m- 

«Mu*— 

do «La Industrian. S* « la base de 

nuestro porvenir político v b0C ' l ‘ i 1 ¡ son propietarios y tie- 
Ent» una .sociedad en ja ^ material; y 

- p~sü!.*ssr 

socicdad í r0Btesi3ta ’ hb “ * 

“fCigñnda- . ... una seriedad corrompida y esclava de 
sus vicios 1 . 


Como la Empresa particular 

terrenos, se ve en la neeesrdad de tedta« ac ; oncs , 

ventas dia por día, siendo esta U base ae , 30 ¿ k 

y muchas veces, vene ° _ l0A s0 ¿ ur idj¿ do que dentro de un 

par de anos vahlnm ¿ • \ vender * esta es la base de la 

Sin embargo es necesario 

operación. 


■imit 


— 11 - 


Estrenará á muchos ver como vendemos terrenos pagade- 
ros por pequeñas mensualidades, cosa que i ningún particular 
le convendría hacer ; pero, no lea estrenará cuando sepan que 
de esa manera hemos realizado inmensas ventas, y, que el nú- 
mero de los compradores que siempre tenemos es tal, que 
las cuotas que, procedentes de ventas de terrenos á pla- 
zo, hoy cobramos, no bajan de cuatro ó cinco mil pesos men- 
suales- , , ,í í 

i Si se necesitarán pequeñas cuotas para llegar a ese gua- 

riS T,° como es natural, continuamente hay compradores que 
concluyen de abonar sus terrenos, de manera, que, es ¡nece- 
sario hacer ventas nuevas continuamente, para que siga la 
rueda, importándosenos poco, de si las cuotas son ó no 
crecidas: el caso es que sean muchas, y que el número de 
contribuyentes sea numeroso : esta es la base de la opera- 
ción. „ r T T 1 

Las propiedades que vendemos pertenecen a « La Indus- 
trial», y ésta, antes de adquirirlas, hace revisar los títulos 
por los principales abogados de esla ciudad* autorizando las 
escrituras escribanos de confianza; y solo así, después de diez 
años consecutivos que llevamos vendiendo terrenos, habiendo 
techo propietarias á más de ocho mil personas, no ha, ha- 
bido, ni hay, uno solo de nuestros numerosísimos favore- 
cedores que no haya quedado satisfecho: esta es nuestra 
mejor recomendación. 

Todos los terrenos que vendemos están perfectamente amo- 
jonados, sub dividí dos y mensurados por agrimensor de nu- 
mero * 

Todo comprador recibe plano del terreno que adquiere. 

Al que compra un solar ó más se le da una escritura pro- 
visoria, la que no le cuesta nada; abónala primera entrega 
y el reatante lo va pagando en ¡os plazos estipulados. 

Por el hecho de comprar un terreno y abonar la primera 
entrega, el comprador es dueño de é!, podiendo hacer lo que 
mas crea conveniente, ejerciendo en él toda clase de dominio, 
A las personas que no puedan abonaT con puntualidad, ¡*e 
les espera; á nadie se apura; se tiene consideraciones con 

Ví? hay una sola persona de los muehos millares de 
los que nos han comprado terrenos (i plazo , que pueda 
decir que por haberse quedado atrazada en el cumpltimen- 


— 12 — 

t0 * ías ka » a hecho perdcr un T 

tar(> ni anidado una . le ¿ nadie hemos hecho 

‘“Tenemos la satisiaemon Ae dcc. „ ¿poetante 

perder un solo habido muchos, y aun hoy 

por que ha pasado el pa>», “ afi<)S y aflos vencidos no» de 
lo^ bay, qu© no meses, P G a todos so les ha esperada. 

. . s * e han quedado rezagar s. r acú> terrenos, y que 

Muchos lian habido que nos han compré ^ ^ ^ in> . 
a, .simes do haber pagado “"íP*. ’ 4 es?er 4ndolos; á «os 

S^SParSSÍ V a -i. 1“ >* 

"asi rs. “. 7 ;; 

Xio está demás repetirlos 1 - < conl pvado terrenos á " í ‘ 
duchas personas que n . ,«■ w de yen cor se el p-a/¡ i 

3 ¡los de plazo, los ^ vendido de ^ ^ 

es decir, Antes de acabarlos de Wf . , ^ ^ han encontrado 
vinos y otros hasta lo han * F ' * m 4 adero capital llovido de 

de la "noche á la mañana con un _ la m ejor caja de 

dolo. Esta es la mejor caja ■■ yer J ader0í más senciUo y nn> 

Írrdo'rrnX ‘ahorros, triplícanos, on una pa ■ . 

formarse un capital. 

La mejoTcaja de seguro* ^^‘’ni'mcp empleado que 

La mejor caja de ¿ duplicarlo, tnp ueauo y 

capital sino' que haj !«• se S“ 
decuplicarlo, (á) 



lili ÜC ’ tí li ■ »■ 3 J , , 1 _ 

tira de este país <tebf 
los ipie lo abrimiaa d 


— 13 — 

La mnjor lotería, porque no hay riesgo dé perder y uno 
va siempre A la fija ! 

Las personas que en cualquier momento quieran cancelar 
sus compras pueden hacerlo obteniendo la rebaja del 1 por 
ciento mensual 

■ Y habrá alguno que bajo tan ventajosas condiciones que 
le ofrecemos para hacerse propietario deje de aprovechar tan 
brillante y ventajosa oportunidad? no lo creemos posi- 

car riles. mientes, calzadas, composturas de caminos, colonización, etc., 
ni protft"*r á la inmigración: cuando da vergüenza ver los millares de 
inmi r rautes con que día á día non frotan las narices los buques que 
11 asan por nuestro puerro y los llevan á la banda opuesta, á los verda- 
deros yankées sud-ameri canos. 


f 

¡i 


vosotros nos ocupamos de algo más importante : nos ocupamos de s?i- 
er si es cierto ó no que Oribe era. un grao violinista o m i-. vera era a mi- 
n ríe lo age no ¡: \o-> ocupamos de resolver un pasado en el que todos se 
:m ensuciado de una manera fea. y de un presenta en el que algunos 
--- — — ... de una manera linda! ! 


tan 
se ensucian 


No* ocupamos en saber si Oribe fué un bandido en invadir su país a 
las órdenes de Liosas, ó si Flores fué un ángel de Dios en bombardear a. 
Paysantlú conjuntamente con los que á pedazos nos han llevado ; a la 


mitad de la Repúbkea (si nos descuidamos cualquier dia se llevarán e¡ 
resto!. 



■izar partidos que hace tiempo que están partidos, cuando hoy no ens- 
_.m mas que dos partidos eu el país, uno el de los poltrones, de los que 
viven y quieren seguir viviendo á costa de los que trabajan, , mezcla hí- 
brida que acompañó á vare la, á La torre y acompañara al diablo, c< 
tando hosanna al que hoy trepe al oh ñipo y fulminando sus iras contra 
él; mañana, cuando caiga.... El otro partido es el de lo^que ya se yan 
cansando de tan ta farsa, es el de los que desean el nupei io_üe fa ley , 
el que anhela ver llegar el dia que se. deje de una buena i-ez al ciudada- 
no nacer uso de sus derechos; y á fé de que ya va siendo tiempo, es el 
partido de los que desean el progreso, la prosperidad y el eiigvaiiLlcc)- 
luieuto de la patria. Kl partido de los que desean trabajar, formarse uua 
posición con el sudor de su frente. El partido del trabajo. Todo lu demás 
es música, y lo peor que ni siquiera es música del porvenir es músi- 

ca del pasado ! 

El 
tos 

no 1 vi 1 aui 
dores, 
todo, 
desde 

de sus hijos. No hay que desmayar 

valorización de la propiedad tiene forzosamente que pronunciarse paula- 
tinamente, pero de una manera solida y _ positiva. . ■ na „ 

Ya se ha visto ahora años como muchas familias, que no 
diic un pedazo de tierra, de la mañana a la noche se han encon ruido 
con una fortuna; pues bien, todo el que adquiera hoy 
que bajo tan ventajosas condicionas y a precios tan ¿rsnnio^oíiec^ l¿i 
industrial”, no lo dude, su porvenir estará asegurado, su fortuna, ma 
ñaua, será un hecho real y positivo. t 



SALA UHTJGUA 

BIBLIOTECA NACION/. 


v 

A 


— 14 

ble, , «tamos S SX 

lia leído esta breve - ueblo feü general ofrece «-La 

trascendentales ventajas que al pue ^ dc los benc- 

industrial » ; todo el que - ¿ todos los que quie- 

tieíos positivos que ofrece este - \ ‘ ‘ , y triplicarlas al 

ÍStaLnular W; es aerir, 

primer ano, y centuplicarlas dentro _ Todos aprove- 

encontrarse con una fortuna im pe . j ofrecen de 

¿harán las brillantísimas oportunidades que 

continuo esta Empresa. , „ deseen hacerse un 

Los que piensan en el ma " a " a ’ 1 ¿ constancia todas las 

porvenir, no deben olvidar q™ ' ¡ Casti “ Chiunque 

dificultades se vencen, J que, como urce 

la dura al Jm I a vmC€ ' \ „ no __ lrs presenta de hacer- 
lo olviden que esta oraron q ^ y que con solo 
se propietarios no puede ser "dentro de dos 6 tres 

S¡“ ¡SSftT i'TS&.V- «* 

SaSS'tKa ' 4 

n donde qnieran y escriturarse 

por el escribano de su confianza. e j comprador se 

1 Cuando por cualquier causa imprevr d pa i 0 de sus 
viera obligado á suspender emp ^ al Escritorio de 

mensualidades, no tem ra ma , j e aperará. 

La Industrial - se tomara ' ' } J fert i eT un cen- 

¡ A nadie so apura ! t A ^ aw ** 1 

tavo ! foofamonl-P bien mensurados con pro* 

Todos los terrenos perfectamente ¡ c fondo, 

Unidad modelo : amojonado solar por solar > 

y por agrimensores de nota. 

: Verdadera caja de ahorros ! 

KO lo olviden loe que tienen hijos: Todos los que pien- 
san en o! mañana: no lo olviden. 


Francisco Pirja- 


■ 


- 15 — 


y a j n 


DUSTRIAL 

EMPRESA PARTICULAR 

FIA Á TODO EL MUNDO 

MONTEVIDEO 



Lector amable : 

Si has tenido bastante fuerza y resignación para llegar 
basta aquí, ten la amabilidad de leer el aviso que á conti- 
nuación va inserto 5 se trata nada menos que de la venta de 
una gran cantidad de solares en la Capital, con el tran-way 
á la ^puerta, los que venderemos á pagar por mensualidades 
de á 2 pesos. 

REMATE POR FRANCISCO PIRTA 

EN LA CAPITAL 

Venta de solares a plazo 


DOS PALABRAS 

La propaganda que, moral y materialmente, referente la 
Eub-division de la propiedad viene haciendo, de algunos años 
á esta parte, la Empresa particular * La Industrial, * está 
alcanzando día á dia el éxito más sorprendente , muchos mi- 
les do personas que hace 3 y 4 anos nos han comprado te- 
rrenos á plazo, hoy, al concluir de abonarlos, ya pueden ven- 
derlos, como muchos lo han hecho, triplicando las economías 
invertidas. 

Ahí está la base del porvenir do muchos centenares de 
familias : esta es la mejor recompensa a que podemos ^aspi- 
rar ; esto colma nuestros más vehementes deseos, llenándo- 
nos á la vez de satisfacción y contento de haber concurrido 


T ) Á If 

L /sp NACIO ív A* 



1 

: 


— 16 - 

y cooperado ú la formación de m-5e rT^ -* - 
Si: mas de seiscientas familias ' «seiscientos hogares*. 
£l ser propietarias, hoy, g raci " ? ™ mca *° n *ron en llegar 
. «•» que las ha favoíécíJo r . rf? imponderables ventaja 
propia ! w, ° ‘ La. Industrial, , viven en casa 

A amos á suministrar al lrv.-n T - i 
breves referentes á I a hm, o-i'itZ f 1 «? ,n ¥ ,iatos concisos v 
encuentran estos magníficos’^rr ‘m.s'Uo 1 ° r C '' ,irta ' i * <J»e ¿ 
Baste decir, ante todo, que „o ? , 0, ™»!»os en venta. 

s>n que Montevideo y el Cerro «fia < G P, aaar mneho* años 
pacta y no interrumpida cadena ,iñ ™ llm ‘ 03 P 01 ‘ una com- 
seminada sobro la costa de la bahía ‘“‘"’rtante población di- 
<lue el puerto de Montevideo é,M r . 

In'r? n j l ! e l los principales puertos da ) Rosamente llamado á 

^iJr Io! no p “ 

eortro deT pobltóon^ue 6 ”™ on oI mismo 

la oabia: esto sólo Bastí y 'sobratíJT*'"! 0 «^Wo» de 
ponemr a que están llamados’ n >' r Ctímoa ^ rar inmenso 
vías forreas de la Ifopiibliea deben f ^ mos: Casi tod^s las 

ES 0011 d PÜCm Cn Ias ínmediaei^T^^f 

r r , ^“V de ’r 1-»- acti- 
Mjuo al liso de 1* Pl ata á rm LíamL?fr T™ 3 •I 00 ,lan v °- 
P ¡ o ¡ Su nombre es t, n '1 trabajar con el ejem- 

puño. Su golpe de vista come“ H, °T ™ VMs *> < 
su Buen discernimiento, & todos .«Ü mo . emprendedor, 

Iidades quo lo adornaban ‘ . f , ,P nas bellas cua- 

ep Zo?¿.z\ ™¿? i& vivió en una 

al serricio del pro-nrao ca ‘' actemhco <*« la actividad puesta 
«miro de pobü£2^SJK«“ ™““ á 
mos eomensado y se^uiíJo , V y r qtie es 011 donde he- 
pagar por mens¿a!idldes : Nos refedmot al"** <b tem ' nos á 

PUEBLO VICTOIUA 

0? Albion a, trasarel 

rr “ 03 9t,e n ” ita ” el Paso 




— 17 — 


Migueletc, abarcan la gran altura fqu e es iWH. a 
moz) y lindan por al Norte con e! a^oyo de plnt™ 
por el Este con el camino Real y por el' Oeste lín 
una cuarta parto Uc la «Babia d e Montevideo»: «ti"™ 
puerto : con el *s Pirreo Uruguayo ». » ríln 

La guerra de los nueve años Vino á paralizar *n 
el desarrollo do la nuera población. Las luchas drill. 
posteriormente se sucedieron, detuvieron el incremento Ím 
nuevo centro y las múltiples ocupaciones de ese JS5& quo 
ten que luchar contra lo que aún hoy luchamos -^Jta je 
población- ucron la causa que el < Pueblo Victoria , r 'tl 
ra paralizado : asi mismo hoy enenta con más de 15 o “d¡fi 
Clon de material y vanas fábricas. Ü f 

Pero, hoy le ha llegado á «La Victoria, el primer dia dr» 
redención, su posición importante no podia quedar por uu S q 
lo día mas rezagada y casi en el olvido: el que quiera ver 
el moví miento comercial, vaya al Paso del Molino. lie™ al 
pueblo « Victoria . y podrá, desde la altura en que se en 
c.uentran los terrenos que ofrecemos en venta, contar los 
centenares do centros industriales que rodean esta localidad 
p n J° s 60 oewpan diariamente muchos miles de brazos! 

1 odran observar las chatas que entran por el Pantanoso v 
salen cargadas de frutos del país! Pero, ¿á qué entrar eñ 
detalles sobre lo que todos conocen 1 

K1 «Pueblo Victoria » está destinado á ser el centro del 
Aorti; de Montevideo, Ja parte más comercial, la más impor- 
tante ; y, aunque algún zonzo se ría y lo tome á chacota, 
bon gre o mal gre\ la ciudad de Montevideo debe tener por 
limites «na Imea que arrancando de los Potitos, pase por las 
Iros Cruces, siga hasta el Paso del Molino atravesando la 
rjgunta (Reducto) y llegando hasta el Cerro: Todo lo que 
es e sobre el gran Puerto de Montevideo debe ser io más 
compacto, lo mas poblado cíe la ciudad : desde el antiguo 
ruerte de San José hasta el muelle del Cerro ! Y esto Jo he- 
mos de ver, si Ja Naturaleza que tan pródiga ha sido con 
nosotros, dándonos un país tan fértil y rico, se sirve conce- 
dernos en el Gobierno del país lo que tanto necesitamos, y 
son algunos orientales patriotas, progresistas y amantes de su 
patria : ¡ Ay ! ¡ Como los echamos de ménos ! j Cuanta falta 
nos hacen ! , . . 

T>e manera que debido á las cansas citadas, el progreso del 
«Pueblo Victoria, quedó retardarlo, pero el engrandecí m ien- 





— 18 — 


to de esta localidad, es un Lecho positivo, y ántes de una 
media docena de años será una ciudad pobladísima y flore- 
ciente, dada la «rían importancia de su posición: ' entro de 
tres ó cuatro años el que compre hoy á los precios que te- 
nemos que realizar v bajo las yen t ajosas condiciones que lo 
hacemos, habrá centuplicado su dinero: es decir, cada real 
^empicado le representará 100 : su fortuna estará hecha 1 « La 
Victoria s cuenta con un gran colegio al que asisten mas de 
100 alumnos diariamente. 

Dentro do breve tiempo se construirá la iglesia, pues ya 
se ha escriturado á la Junta E, Administrativa el relleno co- 
rrespondiente : Y el Sr. D. Augusto Mouret ya ha reunic o 
unos mil setecientos pesos con ese fin 

El tran-way que sale de la calle del 2o de Mayo y va al 
Paso del Molino, cruza * La Victoria» por el mismo centro: 
los terrenos que vendemos están todos al lado del tren y en 
la altura, y en el punto mas dominante. 

Las condiciones de la venta son á pagar 2 $ mensuales por 
cada solar. El mes que no pueden pagar avisen al escritorio 
de la Empresa, se toma nota y se espera á que paguen cuan- 
do puedan! «La Industrial » ha vendido terrenos a plazo a 
mas de diez mil personas y no hay una sola que pueaa 
decir que so le ha hecho perder un centavo. A o hay uno so- 
lo que pueda quejarse de nuestro proceder, A o hay uno solo 
que haya tenido una dificultad en cuanto á la mensura y u bi- 
cación de su terreno— todo en orden.— No hay uno solo que 
pueda decir que ha encontrado ni una pulgada de menos, JSo 
hay uno solo que haya encontrado una pequen a dificultad en 
los títulos. No hay uno solo que haya tenido motivos para 
la mas mínima queja 1 

Esta es nuestra mejor recomendación, estas cuatro palabras 
apoyadas por la Opinión unánime de diez mil compradores 
bastan y sobran ! ¡ Hacen superfina é innecesaria toda reco- 
mendación! n 

Lea Vd. los avisos de remate que publicamos en los dia- 


rios. 


os- . * „i 

No dejo de asistir á estos remates, si es que piensa en el 

porvenir : en el de su familia ! 

El tren es gratis ida y vuelta. 1QQ 

Por datos: Escritorio de «La industrial?, Misiones Id*. 


PlKlA, 


Montevideo, Enero de 1884. 


- 


i 


— íe — 

en venta regalados 

Dos solares en el Corel o, calle Municipio - fnln Colonia y ®gjae n * 
tren a la puerta* se venden junios o separados, a i- ríalos - ■ ^ 

xi ptszo* 

ün -ran solar esquina, calle Municipio y Carmen, enipedrado pago, 
trafle i S vmtencs á la puerta, a 15 reales la vara y a plazo. 

iTr, irruí «nhr de 1000 varas, en la calle Chana entre Municipio > 
Defen^Tetnpe^ríuío pago. Irán' da** vintenes á la «ifVU. se vende 
á ] peso la vara á plazo* 

Un solar, en la calle Rivera entre 1*3 cal tes Sal sipitóiles ' 

tren d la peería y empedrado pago, a d ízales U 1 1 - 

Un solar, en la calle Uval leja entre Sais ipuedes y Malabrígo, tren 
á la esquina, á 6 reales y medio la vara \ a plazo. 

Un solar, esquina Chuna y Sálsipuedes, á 6 reales la vara y á plazo. 

cuatro solares en la calle Cliana, á 35 centésimos la vara y á plazo. 

Tres solares en la caite Malabrígo entre Laválleja y Chana, a o y 
medio reales la vara, á plazo* 

Un solar en la calle Municipio entre Chana y Guaná, a i reales la 
vara y & plazo. __ 

Cuatro solares en la calle Mal donado entre Salto j Tacuarembó, 

U) reales la vara y á plazo. 

Una manzana de 15,000 varas, en la Cuch i l ia do J uan * 

clen varas del camino real del Paso Molino > óU tum, P_ m >hlarion 
pintoresca y tierra ferUíísj.iia, gran panorama rodeado < ^le pol lauon, 
aparente para un lindo recreo, se sacntfea a ln centésimos U i 

á plazo. 

Media manzana del otro lado del Paso del Molino, á 'Sú centésimos 
la vara, tren inmediato, a plazo. 

Cuatro solares en el barrio Nueva Roma, en la aldea, á 60 Pesos 
solar, á plazo. 

Media manzana en la Galllnita. antes de '¡ffV® t a * Jo^^'centé- 
¡nedia euadi-a de la callo 18 de Jallo, terreno alto* rico, a iu cuno 

simas la vara, á plazo. 


f l Sfc 


% SALA URÜGUA 


■ .a*.»,. 

v! 


m i 

I 


BIBLIOTECA NACIONAL 


■- I a_r - j a 



4 


- 


f 


— 20 — 


Un sobir en la PiguriLa, á una cuadra del camino deGoes, con tren 
á la esquina, ubicado en La nueva ciudad, calle de 20 varas, ai lacio 
del Boulcvard, rodeado de numeroso» edificios, á 25 centesimos la 
vara, á plazo. 



Hay infinidad de terrenos por todas partes; el detalle sería inaca- 
bable, Si usted quiere datos, ya sabe — Misiones 139. 



Piui c. 


A LAS SEÑORAS Y SEÑORITAS 



ESPECIAL 

Las señoras y señoritas que por cualquier circunstancia no puedan 
asistir k nuestros remates, pueden venir al escritorio de La indus- 
trial, que de los solares que queden disponibles se les cederán al pre- 
cio ele remate. 

Esta deferencia es solo en obsequio á las damas, teniendo en cuen- 
ta que en muchas ocasiones y por diferentes causas, que creemos 
iniit: cesarlo enumerar, no les es posible de ningún modo asistirá bis 
ventas. 

Prevenimos que esta concesión especial no reza con los caballe- 
ros, pues aunque estamos dispuestos á venderles particularmente, 
no será nunca a los precios de martillo. 

Las escrituras provisorias son gratis, no cuestan nada, y las escri- 
turas ante escribano por un solar sólo cuestan 3 pesos. El escribano 
paga con ellos todos Los derechos de papel sellado y registro, los que 
no bajan de 6 pesos: de manera que por su trabajo apenas percibe 
2 pesos. Citando en vez de un solar son dos, aumenta de un peso, es 
decir, una bicoca. . 

Una persona que compre 10 solares, aunque no estén juntos, solo 
abonará ll pesos por escritura, dándole el escribano todo arreglado 
y concluido. 

Las madres de familia deben convencerse que no hay ni puede ha- 
ber mejor regalo pata un hijo que un terreno, que hoy so adquiere 
á ruin precio mediante oí abono de una insignificancia mensual, y que 
dentro do pocos años les representará una fortuna. 

La industrial fia á todo el mundo, no es necesario ser conocido, 
no: pueden venir con toda franqueza. 

Las señora^ty señoritas que deseen datos, planos, etc., pueden 
mandarlos pedir, que se le suministrarán k satisfacción. En ei escri- 
torio hay un dependiente especial que va á las casas particulares, 

Las personas que en ¡os dias de semana quieran ir á ver los terre- 
nos, se les pagará pasage ida y vuelta para cualquier punto. 

Escritorio. Misiones 139. 


PiaiA.